Menú Principal

Historia

El Hospital El Pino nació en la década del 40, para formar parte del programa de tratamientos de enfermos de tuberculosis extrapulmonar que dirigía el doctor Armando Alonso Vial, en la comuna de Ñuñoa, siendo en ese entonces, un proyecto pionero en Sudamérica. Debido a que este Centro Asistencial se hizo pequeño para atender a toda su población, se ubicaron unas casas del fundo El Pino, en San Bernardo, para habilitar 120 camas más. Esto contribuyó a que los enfermos pudieran tener las mejores condiciones para su tratamiento y rehabilitación, que incluía el aprendizaje de un oficio como cestería, relojería, y marroquería, entre otros. El éxito alcanzado durante sus primeros años obligó a que se construyeran otros sectores a partir de 1947, pasando del antiguo Centro de Reposo a llamarse Sanatorio El Pino.

En agosto de 1952, el antiguo Sanatorio El Pino cambió su nombre a Hospital Sanatorio El Pino. Gracias a la creación de nuevas drogas antituberculosas que modificaron el tratamiento de esta enfermedad (de individual a colectiva), la atención médica se preocupó de otras actividades, habilitándose un Consultorio Abierto en 1971.

En 1974, el Hospital Sanatorio El Pino empezó a depender del Área de Salud Sur de la capital, lo que provocó que se recibiera a los pacientes de dicha zona. Con la integración a esa área, el hospital empezó a crecer, ya que se contaron con 100 nuevas camas, donde recibieron a enfermos médico-quirúrgicos estabilizados y embarazadas de la maternidad de los Hospitales Barros Luco Trudeau y del Parroquial de San Bernardo.

En 1975, se habilitó un pabellón con 70 camas destinadas a atender senescentes sin patologías psiquiátricas que fueron trasladados desde el Hospital El Peral, los que permanecen hasta la actualidad. Por el aumento de la población de la zona, en 1985, se dispuso que el Hospital El Pino tuviera su propia maternidad, ocupando los antiguos sectores de puérperas.

Para lograr cumplir este proyecto los demás Centros Asistenciales aportaron instrumental médico y recursos humanos.

El desarrollo que se emprendió desde 1985 provocó que el Hospital El Pino se independizara de los demás y creara sus propios servicios de Medicina y Cirugía, y al poco tiempo después se inicia el funcionamiento de Pediatría.

En 1987 se contrató a cirujanos infantiles para hacer un pabellón de esta disciplina en el hospital y bajar la presión al Hospital Exequiel González Cortés. 

En 1990, a raíz de las demandas de la población y los trabajadores del Hospital las autoridades de Salud oficializan su reposición, la que se realiza entre los años 1994 y el 2000. 

El proyecto contempló el desarrollo de la obra sobre la superficie en que se encontraba edificado el antiguo establecimiento, por lo que la construcción de la nueva infraestructura se debió realizar en etapas; cada una de las cuales contemplaban la demolición de sectores de la antigua edificación y la construcción de las nuevas partes. El CRS comenzó a funcionar el 28 de diciembre de 1995.