Menú Principal
10 de Agosto de 2020

CRS en Pandemia: “LOS NUEVOS DESAFÍOS NOS FORTALECIERON COMO EQUIPO”

Dicen que las pruebas difíciles templan el carácter y puede que esto también aplique a los equipos de trabajo. Al menos, esa es la sensación que nos queda tras pasar revista a lo realizado durante los últimos meses por el área ambulatoria de nuestro establecimiento. Conoce las medidas implementadas en el CRS, incluso la habilitación de camas para hospitalizados e infórmate también sobre cómo hoy este recinto está ampliando su oferta de atenciones, exámenes y procedimientos.

Corría febrero y nuestros equipos ya estaban realizando capacitaciones, simulacros y delineando las posibilidades de transformación del Hospital para enfrentar la pandemia. De pronto y tras la aparición del primer caso en el país, las cosas se aceleraron y a mediados de marzo todos se sumaron con urgencia a la tarea de prevenir y frenar la acelerada tasa de contagios.

Priorización de Consultas Electivas, Exámenes y Procedimientos

Uno de los primeros lineamientos fue evitar las aglomeraciones en recintos cerrados. Para cumplir con ello nuestro CRS debió suspender un buen porcentaje de las consultas electivas presenciales, las que fueron reemplazadas por evaluaciones telefónicas, salvo para los pacientes con cáncer, cuidados paliativos y patologías GES o Ricarte Soto, quienes continuaron sus atenciones regulares. Misma suerte corrieron los exámenes y los procedimientos terapéuticos. En tanto los pacientes con sintomatología aguda y con patologías crónicas descompensadas también fueron citados y atendidos de manera presencial, para evitar posibles complicaciones por aplazamientos en la atención.

Nuevos Mecanismos para la distribución de Medicamentos

Aunque Farmacia continuó atendiendo con normalidad, también se incorporaron medidas extraordinarias. Es así como gran parte de las recetas se extendieron por tres meses, autorizándose el retiro de terceros. Igualmente se estableció un acuerdo de colaboración con la Atención Primaria de El Bosque y San Bernardo, medida gracias a la cual pudieron entregarse algunos tipos de medicamentos en domicilio. Finalmente, y para evitar la concurrencia regular de pacientes bajo Tratamiento Anticoagulante (TACO), el recinto adquirió un nuevo fármaco que permitió distanciar la realización de exámenes y controles de carácter habitual en este tipo de pacientes.

Apoyo a Servicio de Urgencia Adulto

Mientras subía la demanda en el Servicio de Urgencia Adulto, CRS ofreció una mano para apoyar las consultas quirúrgicas de este último recinto. Es así como durante el mes de abril destinaron parte de sus recursos a esta tarea. Ingrid Grandon, Enfermera Supervisora (s) del CRS, nos comenta que “en un principio tuvimos algo de temor, por lo distinto de la labor, pero no dejamos que el miedo nos paralizara. Sabíamos que éramos necesarios y nos sumamos con entusiasmo al desafío”.

Habilitación de Camas para Pacientes Hospitalizados

A mediados de mayo el requerimiento de camas en el Hospital resultaba cada vez mayor, por lo que a fines de mayo se habilitaron 10 camas en dependencias del CRS, las cuales inicialmente fueron destinadas a pacientes adultos mayores Covid positivo, sin indicaciones de ventilación invasiva. Según nos relata Ingrid, “el equipo estaba plenamente comprometido con la atención de estos pacientes, a quienes procuramos brindarles el mayor confort y cuidado durante su estadía. Lamentablemente también nos tocó ver cómo fallecieron algunos de ellos, situación que indudablemente nos afectaba anímicamente”. Para Nora Gálvez, Matrona y directora del CRS, “hubo días complejos, de los cuales tuvimos que sobreponernos con convicción y a sabiendas de que estábamos sirviendo en el sentido más amplio de la palabra. Sin duda, toda esta experiencia nos ha permitido fortalecernos y crecer como equipo. Hoy no somos los mismos, somos más fuertes y conscientes de que podemos enfrentar los desafíos que se nos presenten con capacidad de dar una atención integral, comprometidos con la vida y la dignidad humana”.

Lo que se Viene

Dada la disminución de requerimientos de camas y la necesidad de retomar parte de la actividad ambulatoria que se encontraba suspendida, incluyendo cirugías menores y mayores, el 3 de agosto el 100% del personal del CRS retomó sus funciones. Conforme a ello y a la programación realizada, la meta de aquí a fin de año es ponerse al día con todas las consultas nuevas y de pacientes hospitalizados al alta, así como también haber atendido al menos en una oportunidad a los pacientes bajo control en especialidades de patologías crónicas.

Según lo expuesto, durante los próximos meses se citará a los pacientes que hayan sido priorizados en las listas 2 y 3, ya que los priorizados en lista 1 ya fueron atendidos. No obstante, se evitará aglomeraciones, por lo que la programación ha sido realizada considerando los metros cuadrados disponibles en el recinto y la atención de dos pacientes máximos por hora en cada especialidad.

La utilización de mascarillas y la distancia social no serán tampoco los únicos parámetros para una atención segura en el establecimiento. Junto a la toma de temperatura en el acceso al recinto, en Control de Ciclo el paciente seguirá siendo evaluado en búsqueda de signos y síntomas sospechosos de Coronavirus. En caso de detectarlos, los pacientes serán derivados al Servicio de Urgencia Adulto.

Asimismo, todos los pacientes que asistan a oftalmología y urología, como también los que deban someterse a endoscopías y cirugías mayores y menores, se les practicará un examen PCR dos días previos a su intervención o procedimiento. Con esta medida los pacientes ingresarán de manera segura, con el resultado del examen ya disponible. Además, los pacientes que asistan a consultas contarán con un nuevo y cómodo espacio donde podrán obtener las horas que requieren para su próximo control.

Según nos manifiesta Nora Gálvez, los equipos del CRS “están orgullosos, felices y también algo preocupados por lo que se viene. Es cierto que nosotros no tuvimos brotes entre nuestro personal, pero deberemos mantenernos muy alertas para que esta apertura no signifique tener que retroceder en algún momento”. A modo de cierre, la directora del CRS nos señala que “deseo enviar mis agradecimientos a todo el equipo del CRS por su apoyo y gran compromiso, incluso en aquellos momentos más complejos donde la medicina no podía aportar nada más, instancias en las que no dudaron en reconfortar a los pacientes con cariño y afecto. Agradecer igualmente a los servicios de apoyo, especialmente a Recursos Físicos y Abastecimiento, como también en general a la institución por los recursos que nos fueron entregados para desarrollar una buena labor, cuidando siempre la salud de los funcionarios e incluyendo un anticoagulante de alto costo que nos permitió liberar las salas de espera y de tomas de muestras. Todas estas contribuciones nos permitieron salir adelante, dar lo mejor de nosotros y sin duda, ayudar a nuestras usuarias y usuarios”.

San Bernardo, 10 de agosto 2020.